CHITOSÁN VEGETAL



El papel de las setas comestibles en la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Las setas comestibles son una valiosa fuente de sustancias nutritivas y compuestos bioactivos, además de su atractivo, que va en aumento gracias a su gusto y características culinarias. Recientemente se han valorado como alimento funcional en lo que respecta a sus potenciales efectos benéficos sobre la salud humana. Por ello, la industria alimenticia se interesa particularmente en las setas comestibles tanto cultivadas como los salvajes. Las enfermedades cardiovasculares son una de las causas prevalentes de morbilidad y mortalidad en Occidente. Diferentes investigaciones han demostrado la influencia de la ingesta de setas en algunos marcadores metabólicos (colesterol total, LDL, HDL, triaciglicerol en ayunas, homocisteína, presión sanguínea, función homeostática, daños oxidativos y daños por inflamación), que potencialmente pueden reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Algunos aspectos nutricionales relevantes de los hongos son: alto aporte de fibra, bajo contenido en grasas, con bajo contenido de trans-isómeros de ácidos grasos insaturados y una baja concentración de sodio, así como la presencia de componentes como la eritadenina, compuesto fenólicos, esteroles (como el ergosterol), chitosán, triterpenes, etc.., que son considerados como importantes agentes responsables con propiedades iatro-saludables. El objetivo de esta revisión es poner de manifiesto los efectos putativos positivos del consumo de setas sobre los marcadores del riesgo cardiovascular e identificar algunos compuestos putativos bioactivos involucrados en estos efectos.

Enfermedades cardiovasculares
Las enfermedades cardiovasculares están entre las causas más comunes de muerte en los países occidentales y en los países en desarrollo. Los marcadores etiológicos de riesgo que han mostrado que pueden ser especialmente modificados a través de la dieta están ligados al metabolismo lipídico y lipoproteico, a la función homeostática, a los daños oxidativos, al metabolismo de la homocisteína y a los cambios en la presión arterial. El colesterol, LDL y HDL, el triglicerol, la homocisteína y la presión sanguínea son biomarcadores bien investigados y aceptados, mientras que otros sólo son aconsejados. De todos modos, recientemente sólo el colesterol LDL y la presión arterial vienen a ser considerados biomarcadores relacionados con la dieta. Tradicionalmente las setas comestibles se prescribían en la medicina oriental por sus efecto hipocolesterolémico. En general la ingesta de setas comestibles reduce el riesgo cardiovascular, gracias a la presencia de sustancias específicas y otros componentes bioactivos.

Efectos metabólicos lipídicos y lipoproteicos

Los mecanismos ligados al metabolismo del colesterol involucrados en el efecto hipocolesterolémico de las setas comestibles está representado en la Fig. 1.

El modelo de los ácidos grasos de las setas comestibles parece contribuir a la reducción del colesterol en el suero. Analizando el modelo de los ácidos grasos de diferentes hongos comestibles, se ha encontrado un contenido notable de ácidos grasos poliinsaturados. La presencia de trans-isómeros de los ácidos grasos insaturados se asocia a importantes efectos sobre el aumento del colesterol total del suero a un nivel de alta densidad lipoproteica, incrementando el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La fibra alimenticia soluble ha manifestado efectos saludables sobre los niveles de lípidos en el suero, reduciendo el colesterol total y el colesterol LDL. El hecho de que las fibras alimenticias solubles, como los glucanos, formen geles viscosos, puede contribuir al control del colesterol y a la absorción de los triglicéridos. .Su viscosidad característica está ligada a un aumento de excreción fecal de ácidos biliares y ácidos grasos de cadena corta (propionato) que inhibe la incorporación del acetato (sustrato para los esteroles y la síntesis de ácidos grasos) en los lípidos del suero. Los resultados de algunas investigaciones afirman que el efecto hipocolesterolémico de las setas comestibles puede ser atribuido sobre todo a su aporte de fibra alimenticia.
Dos setas con un contenido alto de fibra alimenticia como la Auricularia auricula y la Tremella fuciformis han demostrado tener un efecto similar de disminución del nivel del colesterol LDL y por tanto del colesterol total en suero. Ninguna de las dos tiene efecto sobre el colesterol HDL en el suero. Sin embargo, las fibras del A. bisporus pueden elevar el RNA mensajero hepático del receptor LDL en los ratones machos reduciendo la concentración del colesterol HDL y del colesterol total reduciendo la concentración de los colesteroles VDL+ILD+LDL. Además de la reducción del colesterol en el suero, la T. fuciformis reduce los niveles de triglicéridos plasmáticos y el colesterol total a nivel hepático. Este hecho comprobado podría ser el resultado de la inhibición de la síntesis de los triglicéridos hepáticos gracias al incremento de la producción de ácidos grasos de cadena corta (acetato, propionato y butirato) durante la fermentación de la fibra alimenticia mediante la microflora intestinal. Las setas tienen además un enorme interés por cuanto contienen elevadas concentraciones de polisacáridos de tipo β -glucanos que presentan funciones hipocolesterolémicas y anticoagulantes. Otro polisacárido derivado de las setas con características similares a aquellas de las fibras alimenticias es el chitosán (polímero de la D glucosamina) o la chitina (polímero de la N-acetil-D-glucosamina). Los ratones a los que se les provocó obesidad mediante una dieta rica en grasas fueron alimentados durante 10 semanas con un suplemento alimenticio (5%) de A. bisporus y mostraban un nivel más bajo en la absorción de las grasas y niveles más bajos de adipocitoquinas en el suero. En consecuencia, estos efectos podían contribuir a una disminución del depósito de grasas en el hígado (disminución del contenido de triglicéridos del 39%) y en los músculos (disminución del contenido de triglicéridos del 66%) además de disminuir la masa grasa. Hoy en día el chitosán derivado de hongos (Kionutrime Cs tm) se encuentra en comercios como suplemento alimenticio para el control de la obesidad y del colesterol (http://ec.europa.eu/food/biotechnology/novelfood/notif_list_en.pdf .
En el último decenio las investigaciones han revelado que las partes comestibles del P. ostreatus tienen un efecto hipocolesterolémico sobre los ratones con normocolesterolemia e hipercolesterolemia inducidas por una dieta rica en grasas o por la ingesta de alcohol y diabetes o desórdenes hereditarios de colesterol. Se ha demostrado en los ratones un efecto neto de disminución del colesterol con la ingesta de la seta de Ostra (P.ostreatus) mediante una disminución de las lipoproteínas de baja densidad y también suprimiendo la actividad de la hidroximetilglutaril-CoA reductasa y mejorando la tasa catabólica del colesterol. Recientemente Kantun et al. Han demostrado que el P-ostreatus reduce el colesterol total, los triglicéridos plasmáticos, la glucosa y la presión sanguínea en sujetos con diabetes. Los resultados de esta investigación denotan que la ingesta de setas (P. ostreatus) aporta beneficios para la salud mediante su acción sobre el perfil de las grasas aterogénicas bajo condiciones de hipercolesterolemia y normocolesterolemia. Por el contrario, con una dieta normocolesterólemica este efecto no ha sido observado por Hossein et al. Se llevó cabo un ensayo clínico con un grupo de 57 personas dislipidémicas que, durante 6 semanas, ingirieron P.ostreatus en polvo (10 gr/día) como parte de su dieta. Se observó una reducción de los niveles de colesterol total y de los triglicéridos mientras que la concentración de colesterol HDL en sangre se mantuvo estable. La mayor parte de los estudios sobre los efectos de la ingesta de pleurotas en los animales se ha concentrado en la seta de ostra P.ostreatus y está claro que ha tenido un alta efectividad sobre el nivel colesterol. De todos modos también hay otras sabrosas setas comestibles que hacen parte de esta especie como el P. florida y el P. citrinopileatus, que tienen el mismo efecto benéfico.
Alimentando liebres con hipercolesterolemia con P. florida se produjo una disminución de los lípidos totales, niveles más bajos de colesterol y de triglicéridos en plasma y en hígado, mientras los lípidos del corazón se mantenían invariables. Además se ha notado un aumento de la relación colesterol HDL/total y HDL/LDL en los estudios de investigación animal. Estas relaciones constituyen un potencial antiatrogénico. Este efecto ha sido subrayado ulteriormente por la gravedad de los daños a los tejidos surgidos de los exámenes histopatológicos de la aorta y del corazón. Un incremento de la secreción de ácido biliar de las cobayas podría ser el mecanismo que explica las acciones hipocolesterolémicas del P.florida. El efecto antihiperlipídemico de la parte comestible de P. citripileatus en polvo, que es rico en ergoterol y ácido nicotínico, ha sido probado en ratones hiperlipidémicos por Hu et al. Los resultados con respecto al colesterol y los triglicéridos en el suero son similares a los estudios precedentes. La eritadenina o lentinacina es un alcaloide similar a la adenosina, que evidencia el efecto hipocolesterolémico de la L. edodes, y de menor manera en la A.bisporus.
Se ha demostrado que el compuesto lentinacina reduce los niveles de colesterol en los ratones un 25% tras 7 días de ingesta por vía oral de una dosis minúscula de 0,005% mezclada en la comida. La causa principal de la acción hipocolesterolémica de la eritadenina parece estar asociada a la modificación del metabolismo hepático de los fosfolípidos induciendo una deficiencia de la fosfatidiletanolamina N-metiltransferasa. La eritadenina alimenticia puede alterar el perfil de los ácidos grasos y de las moléculas del hígado y plasma, suprimiendo la conversión metabólica del ácido linoleico en ácido araquidónico disminuyendo la actividad de la ∆6-desaturasa, que puede ser alterada mediante regulación transcripcional. Recientemente Fukada et al. Han demostrado que la suplementación con eritadenina puede interactuar con el efecto hiperhomocisteinímico del ácido guanidino acético. De otra parte, la enzima microsomal hidroximetilglutaril-CoA reductasa (HMG-CoA reductasa) es la enzima que más limita la biosíntesis del colesterol, que convierte HMG-Coa en mevalonato. Es por ello que la inhibición de la HMG-CoA reductasa reduce la biosíntesis del colesterol intracelular. La mevinolina es un notable inhibidor farmacológico de la HMG-CoA reductasa. Una alta cantidad de este inhibidor se ha encontrado en el carpóforo de P. cornucopiae y del P.eryngii. La actividad biológica de la mevinolina producida por el micelio de tres especies diferentes de pleurotas (P.sapidus, P.saca y P.ostrearus) se ha calculado con anterioridad.

Conclusiones:
No cabe duda de que las setas pueden ser consideradas un alimento funcional. Las setas contienen una composición nutricional determinante, además de numerosos compuestos bioactivos que pueden favorecer el bienestar humano y actuar como prevención o tratamiento de diversas enfermedades. Según las recomendaciones para la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares las setas comestibles presentan un valor nutricional adecuado y su ingesta puede tener un efecto sobre algunos biomarcadores conocidos por sus riesgos cardiovasculares. La ingesta de setas tiene un efecto sobre la reducción del colesterol o un efecto hipocolesterolémico por diversos mecanismos como son la disminución de las lipoproteínas de baja densidad, la mejora del metabolismo lipídico, la inhibición de la actividad HMG-CoA reductasa y consecuentemente la prevención de la arteriosclerosis. También los compuestos con efecto antiinflamatorio y antioxidante de las setas pueden contribuir a la reducción del riesgo de la arteriosclerosis.

Compra Online Clavis Chitosán vegetal. 60 comprimidos. 24,00 €. Clavis Chitosán Vegetal Complemento alimenticio notificado en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)

Otros productos de ClavisComplementos alimenticios

Key Melatonin

  • Melatonina de origen vegetal
  • Melatonina 1, 3, 5 mg.
  • Melatonina 100% pura
  •  
Visita el sitio

CLAVIS HARMONIAE

  • Garum Armoricum
  • Magnesio Marino
  • 30 y 60 cápsulas
  •  
Visita el sitio

Key Alghe

  • Mezcla de 4 algas
  • Wakame
  • Kombu
  • Dulse e Nori
Visita el sitio

Chitosán Vegetal

  • Chitosán Vegetal
  • KiOnutrime-Cs
  • El atrapagrasas
  • 60 tabletas
Visita el sitio