Página de Inicio - Chitosán vegetal - Artículos y estudios - Contacto
 

Una posible solución para acabar con las infecciones de orina

Un compuesto en combinación con antibióticos podría acabar con estas patologías tan comunes.

Un equipo de microbiólogos dirigido por la Universidad de Utah, en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, ha demostrado en estudios con ratones que cuando el quitosano, un compuesto aprobado por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para la industria farmacéutica, la agricultura y otros usos, se combina con antibióticos ayuda a la vejiga a librarse de reservorios de bacterias que viven en sus capas más profundas y potencialmente causan infecciones recurrentes.

Si la eficacia de quitosano o chitosán contra esas poblaciones de bacterias se pudiera confirmar en las personas, el compuesto podría servir un día para aumentar la eficacia de los antibióticos contra las infecciones urinarias recurrentes, según destaca el investigador postdoctoral de la Universidad de Utah Mateo Blango, primer autor del estudio que se publica este martes en la edición digital de 'Plos One'. "Los antibióticos no hacen un buen trabajo para deshacerse de las poblaciones de reservorios -dice Blango-. Pero en combinación con quitosano, hubo una reducción significativa en el nivel de bacterias en vejigas de ratón".

Millones de personas en todo el mundo, en su mayoría mujeres, sufren de infecciones recurrentes del tracto urinario (ITU) que degradan seriamente su salud y calidad de vida. Los antibióticos tratan infecciones individuales, pero la prevención de las recurrentes ha sido inalcanzable en gran parte debido a la forma en la que las bacterias se alojan en las capas internas de la vejiga y se esconden de los fármacos que pueden matarlas.

Las ITU son responsables de casi diez millones de consultas de atención sanitaria, 1,5 millones de hospitalizaciones y 1.000 millones de dólares en costos anuales en Estados Unidos, según la Fundación Nacional del Riñón. Las infecciones son más comunes en las mujeres, con una de cada cinco con al menos una infección del tracto urinario durante su vida. Además, después de la primera infección, algunas personas tienen una segunda, tercera y cuarta o más infecciones del tracto urinario, con cada infección sucesiva haciéndoles más susceptibles a episodios recurrentes.

El tracto urinario incluye los riñones, la vejiga, la uretra y los uréteres. Las ITU son causadas principalmente por bacterias urapatógenas como 'Escherichia coli' (UPEC), que se originan en el intestino, pero se mueven por el tracto urinario. UPEC a menudo son susceptibles a los antibióticos, pero también tienen la capacidad de pasar a través del revestimiento superficial de la vejiga y penetrar en capas más profundas de las células y el tejido en donde permanecen latentes e invulnerables por los medicamentos. Periódicamente, las bacterias UPEC se replican en los tejidos, lo que puede causar brotes de infección urinaria recurrente en las personas. Para destruir los reservorios de UPEC, estos investigadores administraron quitosano a las vejigas de ratón durante 20 minutos, tiempo durante el cual el compuesto trabajó para exfoliar las células grandes que recubren la superficie de las vejigas, sin dañar las capas más profundas pero provocando que los reservorios latentes de UPEC fueran hacia la superficie de las vejigas, dividiéndolos y replicándose, lo que los hace susceptibles a los antibióticos.

Los investigadores analizaron el quitosano dando fluoroquinolonas a los ratones durante una semana, una clase de antibiótico utilizado para tratar infecciones del tracto urinario. Una semana después, cuando comprobaron el nivel de UPEC en las vejigas de ratón, los científicos de este estudio, en el que también participaron dos investigadores de la Universidad de Ljubljana, Eslovenia, encontraron que en su mayor parte las poblaciones de reservorios de la bacteria habían desaparecido. "Efectivamente, no había bacterias en la vejiga", afirma Blango. Además, los autores de este estudio vieron que en las vejigas de ratón también se regeneró la superficie que recubre las células exfoliadas en aproximadamente una semana. Estos resultados en roedores no significan que las personas con infecciones urinarias recurrentes pueden o deben empezar a tomar este compuesto con antibióticos, sino que se necesitan ensayos a gran escala con seres humanos para verificar su eficacia.

Fuente: heraldo.es



Share |



Chitosan Vegetal sitio web de propiedad de Clavis srl - Realizado por InternetSol
 Otros productos Clavis:
Key Melatonin:www.melatonina.es
Key Algas:www.keyalgas.es
Clavis Harmoniae:www.clavisharmoniae.es